jueves, 2 de abril de 2009

DISFAM pide el apoyo de la Princesa de Asturias

La Princesa de Asturias ha recibido hoy a una representación de la Asociación Dislexia y Familia (DISFAM), que le ha explicado los problemas de las personas que sufren este trastorno y le ha pedido su apoyo para darse a conocer, tal y como podemos leer hoy en Terra.es. Recabar apoyos institucionales para la dislexia siempre es bueno, aunque no creamos que, lamentablemente, sirvan de mucho. Si en la Familia Real Española estuviese instalada la dislexia, como lo está en la Familia Real Sueca por ejemplo, quizás la cosa cambiara. Ahora que todos lanzamos campanas al vuelo a raíz de la noticia de la aprobación de la moción presentada en el Senado por la que se insta al Gobierno a tomar medidas frente a la dislexia, quizás sea bueno recordar que hoy, hace justo un año, la misma senadora, Mª José Nicolás, defendió una Iniciativa Parlamentaria similar en la Asamblea de Murcia (ver noticia). No han cambiado mucho las cosas en un año, y es previsible que no van a cambiar todo lo rápido que desearíamos. Pero lo cierto es que este tipo de noticias van dejando un poso que, con el tiempo, acabará dando sus frutos.
Por cierto, hoy día 2 de abril se celebra el Día Internacional del Libro Infantil y el Día Internacional del Autismo.

Búsqueda personalizada

2 Comments:

At 9:10 p. m., Anonymous Anónimo said...

Efectivamente hace un año que la Senadora Mª JOsé Nicolás presentó una moción sobre dislexia en Murcia, pero allí las cosas han empezado a cambiar. Ahora se están dando los últimos retoques al decreto que va a regular la detección, intervención y tratamiento de la dislexia en las aulas de la región de Murcia.
Algo es algo

 
At 10:01 p. m., Anonymous Anita said...

¡Desde luego como Relaciones Públicas no hay quien pueda llevar el mismo ritmo!
Lamentable ver, cómo en el artículo de terra.es sigan utilizando términos absolutamente inapropiados para denominar la dislexia (enfermedad, dolencia, etc.), resulta increíblemente prioritario pensar bien, y entre ellos, también todos nosotros, los que "representamos" a las familias con dislexia en el Estado Español qué términos utilizamos, y cómo transmitimos las dificultades de estos/as chicos/as y adultos. Para empezar, y como bien dijo una catedrática muy respetada en esta isla, "...la persona disléxica no es solamente disléxica, es parte de su carácter, pero no es únicamente la dificultad, la que la define, por lo que es inapropiado utilizar ese término, se trata de personas con dislexia, como cualquier otra característica más...", ¿o acaso vamos a eternizar a nuestros/as hijos/as y a todos/as los/as adultos con esta única etiqueta para definirlos?
¡Dediquémos un momento a pensar en ello!
¡Besos Reales a todos/as, los que estáis ahí!

 

Publicar un comentario

<< Home